sábado, febrero 11, 2006

Vale, aceptamos barco

Sí, como animal acuático. Y así ganamos todos. Después de que se publicara que se apartaba al director del Festival de Teatro Clásico de Mérida de su cargo por mala gestión y acumulación de déficit, y tras la metedura de pata del consejero de Cultura, pillado en un renuncio al pasar la "patata caliente" al Patronato del cual él mismo es vicepresidente, se hace la paz y la pelota.

La paz porque "el consejero de Cultura, Francisco Muñoz, ha destacando que Jorque Márquez, el anterior director, decidió dejar el puesto porque consideraba cumplida una etapa".

Y la pelota porque "tras una etapa de seis años bajo la dirección de Márquez, que ha sido fundamental para lograr que el ciclo sea "una buena marca" con "una imagen de mucha importancia, una proyección importante" en todo el país y Europa, se inicia una nueva...". Y sigue.

En fin, ni Huxley hubiera imaginado un final tan feliz. Por cierto, suerte para el nuevo, espero que este sí sepa contar.

Sacado de Región digital.

1 Comments:

Blogger aturdido said...

Todo sea por preservar la imagen pública del Festival de Mérida. Hay que desearle suerte a Francisco Carrillo, el nuevo director y, de paso, examinar con lupa la gestión económica de Márquez desde su primer año al frente del festival. Si el último año provocó un déficit de 300 mil euros (50 millones de las ex-pesetas), ¿qué tal lo hizo en las ediciones anteriores? Menos brindis al sol y demagogia propagandística. El Festival exige más rigor desde el Patronato y menos cuentos de hadas y negligencia flagrante.

3:30 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Spain License.