domingo, marzo 05, 2006

Dicho y hecho

El vicepresidente de la Junta de Extremadura nos regala una estupenda "oda a mí mismo y a mi partido" a la vez que ningunea la "respetabilísima opinión" de la periodista Manuela Martín. Parece que Sánchez Amor no está de acuerdo con lo escrito por Manuela Martín la semana pasada y lo expresa de la siguiente manera:

"Es obvio que la reciente encuesta del CIS sobre la situación política en la región, sumada al reciente Consejo Extraordinario de Granja de Torrehermosa, han acabado por obnubilar las ya mermadas capacidades analíticas de la columnista del HOY doña Manuela Martín. Eso en la versión dulcificada y amable de las cosas, porque su texto del domingo podría también ser calificado sin temor a exageraciones como un acabado ejemplo de la más grosera manipulación de la realidad y de los datos, actitud a la que la periodista nos tiene tristemente acostumbrados con tal de abonar sus tesis personales".

"Ya sabemos que las opiniones son del opinador, pero algo tendrá que decir el medio cuando son tan obvios los desmanes, sobre todo porque se trata del único análisis político semanal del Hoy". Y sigue.

Todos los domingos, el Hoy publica la "semana política en Extremadura" de Manuela Martín, hoy no.

Sacado de Hoy digital.

9 Comments:

Blogger aturdido said...

¿Estará una cosa relacionada con la otra? Tal como está el patio, el Hoy podría haber incluído una nota aclarando el por qué de la ausencia de la señora Martín. No creo que sea tan burdo y abrupto, sin anestesia ni verguenza, el mecanismo de censura-autocensura. A ver si alguien dice algo.

4:38 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Creo que todos somos conscientes de que nunca en la historia de Extremadura había habido tantos intereses "en juego". Por el momento, quienes están detrás se conforman con multar, censurar y reprimir por la vía (de)legal a quienes les estorban (ya hemos visto que actúan en connivencia con Madrid). Da miedo pensar lo que pueden llegar a hacer si algo se les tuerce. Da miedo vivir en Extremadura.

6:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

A estos del pesoe se le ha caido la careta, son unos chulos que llevan dandole por cu... a extremadura demasiado tiempo. Como tiene la verguenza de criticar a una profesional como Manuela Martin. O es que estan viendo el fin de su jefe Ibarra y estan haciendo meritos. Que gente.

11:36 p. m.  
Blogger El ombligo castúo said...

Al último señor usuario anónimo: es usted un "mal hablao". Acabo de defender el anonimato en la red en otro blog y he puesto a este como ejemplo de bitácora de opinión política sin "insultos". Pido al autor y responsable de laextremadurainvisible que borre su comentario, porque ensucia el resto. Y de paso invito a todos -salvo a usted- a visitar mi página... que como no es de opinión política, se puede desbarrar lo que se quiera.

Por cierto, estoy indignadísimo con la censura a Manuela Martín.

1:23 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me encanta este blog.

2:44 a. m.  
Anonymous Lépido said...

Es indignante que una profesional como Manuela Martín, la cual no tiene que demostrar nada pues posee una trayectoria intachable, sea vapuleada de forma tan repugnante por el Vicepresidente de la Junta de Extremadura.
Y lo más indignante es también el silencio de su medio, de su empresa, de sus compañeros, de su dirección.
Extremadura ha cambiado mucho en estos años, pero se ha perdido la dignidad a cambio de una plato de lentejas.
Triste dignidad.

10:23 a. m.  
Anonymous jose maría said...

Pero, por favor... lo que Sanchez Amor dijo es coherente!

Ya basta de barbaridades, en Extremadura se puede vivir, se vive en libertad... ¿Quien tiene miedo de vivir en Extremadura?.

Cuantas tonterias se escriben...

2:10 p. m.  
Blogger La bellota justiciera said...

Y se leen...

6:17 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Al hilo de la carta nada amorosa de Sánchez Amor y aun sabiendo que la cosa ha perdido actualidad debo decir que envié una carta al Hoy sobre el asunto y no la ha publicado. Está claro que no quieren caer en desgracia con la Junta, como le pasó a El Periódico.

Total, tampoco era para tanto. Lo único que decía era, bajo el título "Un vicepresidente de mercadillo", parafraseándolo a él mismo, que lo que quería era limitar la libertad de expresión amedrentando y que suponía que quería colocar a varios comisarios políticos sociatas en el citado periódico. También hablaba de que en la Junta están tan acostumbrados a dichos comisarios que casi ya no se percatan de su hedor.

Finalizaba más o menos diciendo que si Sánchez Amor quería más notoriedad ante una eventual retirada de Ibarra, pues la consiguiera trabajando y no atacando a la ya bastante menguada libertad de expresión en Extremadura. No sé si sabéis que cuando Ibarra estuvo de baja por el infarto al vicepresidente lo torearon en el consejo de gobierno de la Junta.

Se conoce que el hombre quería resarcirse atacando en los medios.

A veces recuerdo que cuando el tardofranquismo los adictos al régimen decían que en España podía hablarse libremente. Claro, los favorables al régimen. Como ahora en Extremadura.

5:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Spain License.