jueves, marzo 16, 2006

Las cosas claras

"...la refinería Balboa es el proyecto industrial que ha generado más expectativas por su volumen de inversión y de empleo y también más controversia social en los últimos tiempos en la región; es un proyecto que cuenta con un compromiso de capital público, es decir de los impuestos de los ciudadanos, fijado en el 20% del accionariado; y es un proyecto que, con el pretexto de su defensa, la Delegación del Gobierno ha atropellado derechos civiles. No es, por tanto, cualquier proyecto. Es un proyecto sobre el que los promotores deberían conducirse con mayor dosis de prudencia ante los ciudadanos, porque parte de él es de todos. Deberían hacerlo aunque no lo fuera porque la iniciativa, por su envergadura, va a incidir en el medio ambiente y en el modo de vida de miles de familias. No es posible que el Grupo Gallardo, que tanto debe a esta región puesto que es una de las empresas que disfruta de grandes ayudas públicas, juegue al gato y al ratón con la información de la refinería. Es decir, que juegue al gato y al ratón con la gente". Y sigue.

Editorial de "El Periódico de Extremadura".
Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Spain License.