martes, abril 11, 2006

Suma y sigue

"...acabamos de conocer que el empresario amigo Alfonso Gallardo, en su búsqueda de la completa diversificación, también pone su granito de arena en el mundo de la construcción, a través de la empresa A.G.C. Occidental Empresa Constructora, participada en el 44% por Nueva Balboa (es decir, Gallardo), en el 40% por GEA-21 (socia del empresario Gallardo en Refinería Balboa) y Jiménez y Carmona (una constructora cordobesa) con un 9%. AGC Occidental Empresa Constructora fue creada en 2003 y hoy gestiona algunos de los proyectos más apetecibles del mercado extremeño: la conservación y reparación del firme de la A-5 por el Ministerio de Fomento con un coste de 2,71 millones de euros por 13 kilómetros, actuaciones de acondicionamiento en la carretera de Medina de las Torres a la N-630 contratadas por la Diputación de Badajoz por algo más de un millón de euros y, por último, y por el momento, la obra de mejora y modernización del sistema de abastecimiento de Olivenza, adjudicado por 1,68 millones de euros por la Consejería de Infraestructuras". Y sigue.

Sacado de "Extremadura al día".

8 Comments:

Anonymous vulpe said...

O sea que Gallardo los tiene bien puestos, y a Ibarra le dará lo suyo, con lo que los dos gozarán de una vejez feliz en el Caribe y a todo lujo...

9:48 p. m.  
Anonymous MEMORIA HISTÓRICA said...

Vaya socialistas que van y crean un capitalista como la copa de un pino, y para los extremeños, a costa de los recursos económicos de las Instituciones que manejan... Eso no lo hizo ni Franco, señor Ibarra. Ustedes de socialistas no tienen ni el recuerdo... En los 40 años de vacaciones que se tomó el PSOE todo se acabó, si alguna vez hubo algo. (MEMORIA HISTÓRICA)

10:23 p. m.  
Anonymous Dat said...

Será que aplican aquello de
"quien no es comunista a los 18 no tiene corazón, y quien sigue siéndolo a los 40 no tiene cabeza".

Está claro que si alguna vez estos señores se preocuparon por el pueblo se les ha olvidado hace mucho tiempo. Pero lo que yo creo es que el listo de Ibarra se apuntó al carro del PSOE porque tenía mucho tirón en nuestra región (es algo evidente) sólo para ganar y hacer sus negocios con nuestro dinero, nuestra tierra, nuestras vidas e ilusiones.

Quien negocia con las vida de su pueblo es el peor criminal que se pueda imaginar. Ibarra es un dictador y un criminal

12:13 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Solidaridad con el periodico extremadura.
EXTREMEÑOS POR EL CAMBIO.

2:34 p. m.  
Anonymous alumbrado said...

Ibarra es la cabeza visible de la avaricia y la rapiña en esta tierra, Es tonto, pero de los que se agarran y muerden con la boca cerrá, arropado por toda una inmensa caterva de aprovechados, interesados, correveidiles, tiralevitas, cabezones, monaguillos, cretinos y toa la jarca de gentuza al uso que conocemos de sobras. Pero, ¿cómo dura eso tanto, siendo tan palpable verdad?, ¿tan mal lo pasaron los extremeños que se agarran a la indignidad con tal de tener el buche lleno, o atiborrado? De aquí se va la mejor gente, porque sigue habiendo emigración, mucha y joven, preparada y activa... Que es la que pudiera tomar las riendas de la dignidad contra el petate de Gallardo y su criminal sobrino, y la cosa nostra...

6:54 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

BACALAO

Cuando una administración lo tiñe todo, lo enfanga todo, es síntoma inequívoco de su propia debilidad. Cuando se quiere asfixiar a la oposición, ante la solicitud de amparo de IU a la Mesa de la Asamblea, en relación a los expedientes que habían motivado la entrega a Cementos Balboa de 2,5 millones de euros, significa el envilecimiento y la quiebra de todo sistema de pluralidad y transparencia
CARTa en extremadura al dia

4:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

como no espabilemos si que vamos a tragar bacalao como dice el articulista.

9:08 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

http://www.elsemanaldigital.com/arts/49473.asp

9:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 2.5 Spain License.